Guisantes con tripa de bacalao y mango

Guisantes con tripa de bacalao y mango

 

Como ya sabéis, una de las señas de identidad de Canela Fina es trabajar siempre con productos frescos de temporaday, por supuesto, comprados en los mejores mercados de la ciudad. Pues bien, la receta de hoy tiene como principal elemento uno de estos productos de temporada, que no es otro que el guisante.

El guisante no es una verdura, como erróneamente muchas veces lo clasificamos, sino que pertenece a la familia de las leguminosas. En Cataluña, se cultiva principalmente en El Maresme, aunque también en El Baix Camp o en la Cataluña central. El del Maresme, el más típico y popular en nuestra zona, se caracteriza por lo dulce que es y, como todos, por contener pequeñas cantidades de vitaminas y minerales, destacando la vitamina C y ácido fólico.

Además, por ser una legumbre, la cantidad de proteínas que aporta es muy elevada y su gran contenido en fibra contribuye a la prevención y al tratamiento del estreñimiento, la reducción del riesgo de cáncer de colon y favorece la sensación de saciedad.

En resumen, un producto de temporada que podemos encontrar en cualquier mercado y que nos permitirá elaborar platos riquísimos como el que hoy os presentamos.

¡Manos a la obra!

 

Ingredientes

 

  • 350 grs de tripa de bacalao salada
  • 800 grs de guisantes del Maresme
  • 1 manojo de ajos tiernos
  • 500 grs de cebolla tierna o cebolla de Fuentes
  • 1 ud. mango
  • Aceite de oliva
  • Sal y perejil

 

Elaboración

Poner la tripa de bacalao bajo el chorro de agua del grifo y frotar ligeramente para que se desprenda toda la sal. Coger un recipiente y llenarlo de agua fría. Poner la tripa de bacalao dentro y dejarla en la nevera durante 6 horas.

Pasado este tiempo, tirar el agua y volver a llenar el recipiente con agua fría para repetir el proceso, dejándola en remojo otras 6 horas más. Una vez bien desalada, sacar la piel de ambos lados con la ayuda de un trapo.

Poner la tripa de bacalao en un cazo con agua fría y llevar a ebullición con el fuego muy bajo.Retirar el cazo del fuego y dejarla en la misma agua hasta que se enfríe. Retirar y reservar.

Volver a poner el agua de la tripa de bacalao en el fuego y dejarla reducir un poco.

Picar la cebolla y rehogarla en un cazo con un poco de aceite hasta que esté transparente.

Picar los ajos tiernos y añadirlos junto a la cebolla. Dejar cocer durante 5 minutos. Añadir los guisantes y el agua de la tripa de bacalao hasta cubrirlos. Cocer durante unos minutos hasta que los guisantes estén cocidos.

Cortar la tripa de bacalao y añadirla al guisado.

Preparar un aceite de perejil. Triturar el perejil con el aceite de oliva. Colar e ir añadiéndolo poco a poco, moviendo la cazuela del guisado como si fuera un pil pil, a fuego muy suave.

Pelar el mango y hacer pequeñas bolitas, que añadiremos en el momento de servir.

 

Y esto es todo… ¡Esperamos que lo disfrutéis!

Sin Comentarios

Deja un Comentario