Tartaleta de queso cremoso al aroma de trufa

Tartaleta de queso cremoso al aroma de trufa

El escritor aragonés Baltasar Gracián hizo famosa la cita “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Y mucha razón tenía.

Llevándolo a nuestro terreno, hay momentos donde la extrema sencillez en la presentación de nuestras recetas nos dará muchísimo juego. Con esta premisa, hoy os presentamos la siguiente receta: “Tartaletas de queso cremoso al aroma de trufa”, que bien sirven para un aperitivo, una merienda, de postre, para acompañar un café, etc. Sencillas y exquisitas. Eso si, en cantidad… ¡que nadie se quede sin!

Esta receta es un aperitivo muy bueno que hacemos habitualmente en los Show Cookings, y que hagamos las que hagamos, ¡siempre faltan!. Para cualquier celebración, cumpleaños, catering… las posibilidades son infinitas. Y el toque de la trufa las hace sencillamente irresistibles. Sin más, os presentamos los pasos para conseguir un bocadito perfecto que gustará, de seguro, a mayores y pequeños.

¡Ahí va!

 

Ingredientes

 

Para la tartaleta

  • 200 grs harina
  • 90 grs mantequilla
  • 1 yema de huevo
  • 1/2 cd de café de azúcar lustre
  • 1/2 cd de café de sal
  • 1 cd de café de zumo de limón
  • 3 cd grande de agua

 

Para el cremoso

  •  250 grs queso cremoso
  • Aceite de trufa Melanosporum
  • Opcional: Trufa Melanosporum
  • Sal
  • Tomillo

 

Elaboración

 

Tartaleta

Tamizar la harina en un bol, añadir la mantequilla cortada a trozos y las cucharitas de sal y azúcar.Arenar e incorporar la yema del huevo con la cucharita de zumo de limón y una cucharada de agua. Agregar el resto de agua poco a poco según la humedad que necesite la masa.

Formar una bola y dejar reposar en nevera 10 minutos.

Estirar la pasta con un rodillo y hacer círculos con un cortapastas redondo pequeño

Forrar una bandeja de horno con papel vegetal, poner los círculos y cubrirlos con otro papel vegetal; finalmente colocar encima del papel otra bandeja. Cocer en horno precalentado a 180° durante 15 minutos.

 

Cremoso

Mezclar el queso cremoso con unas gotas de aceite de trufa y la sal. Probar e ir añadiendo aceite hasta obtener el gusto deseado. Opcionalmente se puede rallar un poco de trufa fresca.

Poner la mezcla en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellenar las tartaletas con el cremoso de queso.Decorar con unas hojitas de romero

 

¡Y esto es todo! Esperemos os guste y podais disfrutar de estas fantásticas tartaletas.

Sin Comentarios

Deja un Comentario