Spaguettis a la vongole

Spaguettis a la vongole

 

Para todos los amantes de la pasta, hoy os presentamos una nueva receta rápida y fácil: espaguetis a la vongole

Además, si tenéis que realizar (o habéis realizado) cualquier actividad física o mental, los carbohidratos de la pasta os ayudarán a conseguir el aporte energético necesario para estar a tope.

Os recomendamos que os atreváis a experimentar con la pasta, que innovéis mezclando diferentes ingredientes y sabores y así poco a poco podáis alternar la boloñesa, la carbonara o la salsa funghi de toda la vida con otras recetas nuevas, distintas y quizás, más sabrosas.

Esta receta es tradicional de Italia, pero es el claro ejemplo de que no es necesaria una salsa para disfrutar de un plato de pasta con un intensísimo sabor.

Os presentamos nuestra receta de “Los spaghettis a la vongole”

Ingredientes (4 pax)

 
– 500 g de spaghettis
– 1 kg de almejas
– 1/2 kg de tomate cherry
– 1 diente de ajo
– 50cl de vino blanco seco
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta
– Albahaca
– Queso parmesano

 

RECETA:

Antes de empezar a realizar la elaboración, es muy importante lavar bien las almejas. Es recomendable dejarlas en un bol cubiertas de agua y sal durante, al menos, 2 horas. Así conseguiremos sacar toda la arena que puedan tener. Una vez limpias, ya podemos empezar con la receta.

En una sartén con un poco de aceite y dos cucharadas de agua abriremos las almejas al vapor. Es importante sacarlas de la sartén una vez abiertas para evitar que se cuezan demasiado, ya que quedarían duras y feas y perderían su jugosidad. Así pues, retiramos las almejas de la sartén y guardamos el jugo que se ha acumulado.

Seguiremos en otra sartén. Con un poco de aceite doraremos un ajo picado bien pequeño. Cuando esté listo, echaremos el agua de las almejas (colado previamente para evitar que haya arena) y también añadiremos los tomates “cherrys” partidos por la mitad. Iremos removiendo para que se doren y se mezclen con el ajo y el jugo de las almejas.

Cuando esté bien mezclado, añadimos el vino blanco seco y dejamos que reduzca. En el último momento volvemos a juntar las almejas.

Paralelamente, cocemos los spaghettis con abundante agua y una pizca de sal. Una vez la pasta esté al dente, escurrimos, añadimos un chorro de aceite de oliva y mezclamos con la preparación anterior.

Finalmente, para emplatar, cortamos la albahaca a tiras muy finas y la añadimos por encima para darle frescor al plato. También podemos espolvorear con un poco de queso parmesano rallado.

Nuestro consejo: Intentad tener siempre preparada la salsa antes que la pasta. La salsa puede calentarse de nuevo sin problemas, pero si dejáis enfriar los spaghettis, cambiarán su textura y os quedarán duros.

Sin Comentarios

Deja un Comentario