Guiso de guisantes, alcachofas y sepia

Guiso de guisantes, alcachofas y sepia

Antes que lleguen el buen tiempo y las ensaladas de verano, os presentamos un plato que nos encanta: guisantes, alcachofas y sepia.

No es un plato nada complicado, pero sí que, como en todos los guisados tradicionales, deberéis tener paciencia y dejar el “chup-chup” tanto tiempo como sea necesario, para que los sabores se mezclen y sean bien intensos.

¡Allá vamos!

INGREDIENTES:

– 500 g de guisantes
– 500 g de alcachofas
– 500 g de patata
– 1kg de sepia
– 4 huevos

Para el sofrito:
– 300 g de cebolla
– 500 g de tomate

Para la picada:
– 1 diente de ajo
– 50g de almendra tostada
– 50g de avellana tostada
– Perejil

 

ELABORACIÓN:

Primero limpiamos la sepia y la cortamos a trozos pequeños. Importante! Debemos reservar la melsa para el sofrito. Muchas veces la desechamos sin darle importancia y sin tener en cuenta como nos puede llegar a potenciar el sabor del guiso.

Cortamos y pelamos las alcachofas. Dejamos solamente el corazón y las hojas más tiernas, las que tienen un color más claro, más amarillento. Entonces, las cortamos en 4 trozos y las hervimos durante 5 minutos, aproximadamente, hasta que queden al dente. (Realmente, el tiempo dependerá del tamaño). Reservamos.

Preparamos unos huevos duros. Hervimos los huevos en abundante agua durante 8 minutos, aprox., pelamos y reservamos.

En una cazuela, freímos los trozos de sepia con un poco de aceite. Los reservamos, y en el mismo aceite, preparamos un sofrito de cebolla cortada a brunoise y tomate. Primero incorporaremos la cebolla y la pocharemos, y cuando esté dorada, entonces añadiremos el tomate pelado y despepitado.

Lo freímos todo hasta conseguir un sofrito denso. Finalmente, incorporamos la melsa de la sepia y terminamos de cocerlo todo junto.

Cuando el sofrito está listo, volvemos a añadirle la sepia que habíamos reservado y también incorporamos los guisantes. Lo cubrimos todo con agua y lo dejamos cocer.

A continuación, pelamos y cortamos a dados las patatas, y las freímos en otra paella con abundante aceite. Rebozamos ligeramente las alcachofas con harina y hacemos lo mismo.

Después, preparamos una picada de ajo, almendras, avellanas, sal y perejil. Cuando veamos que a los guisantes les faltan unos 5 minutos de cocción, añadiremos las alcachofas, las patatas y la picada.

Para terminar, cuando la cocción esté lista, añadiremos los huevos duros cortados por la mitad y… ¡ya podemos servirlo!

Esperamos que os guste esta receta. Realmente, si la materia prima es buena y tenéis paciencia con todas las cocciones, estamos seguros que os quedará riquísima!

 

Sin Comentarios

Deja un Comentario