Consumo sostenible: comprar sin plásticos

Bolsa Tela Cuina Canela Fina

Consumo sostenible: comprar sin plásticos

En Cuina Canela Fina nos preocupamos por el medio ambiente. Por eso queremos reducir nuestro impacto medioambiental y tener un consumo responsable. El plástico parece dominarlo todo, aunque aún podemos reducir su presencia en nuestras compras diarias y cuidar el medio ambiente. ¿Te apuntas?
Las consecuencias del abuso de plásticos en cualquier ámbito de la vida diaria son de sobra conocidas. Por eso, cada vez son más los usuarios que se movilizan para concienciar al resto de ciudadanos sobre la importancia de reducir su presencia en la cesta de la compra y poner en práctica otros hábitos de consumo más sostenibles.
Con la mirada puesta en las estanterías del supermercado nos preguntamos ¿es posible comprar sin plástico y mejorar el cuidado que brindamos a nuestro entorno? Sí, es posible y te
vamos a enseñar a conseguirlo. Presta atención.

Vivir sin plásticos (o casi)

Movimientos como el ‘Zero Waste’-que estos días promueve el boicot a los alimentos en envases de plástico- o las innumerables campañas en defensa del medio ambiente están en pleno apogeo. No son cosa de unos pocos, sino iniciativas que deberían atraer e implicar a la sociedad en su conjunto. Son la semilla necesaria para que la implantación del consumo sostenible en los hogares y comercios sea una realidad.
Este objetivo de responsabilidad con el medio ambiente no es tan difícil de conseguir como parece y no se limita a la reducción o supresión de los envases de plástico de nuestra rutina
diaria. También incluye apostar por otros gestos como la reducción del desperdicio alimentario, la eficiencia energética en la preparación de los menús diarios, el reciclaje, el uso de productos duraderos…

Súmate al movimiento de consumo responsable

Si has empezado a tomar conciencia de cómo influyen tus hábitos de consumo en el entorno y quieres cambiarlos has llegado al sitio adecuado. Estas son nuestras propuestas de consumo responsable con el medio ambiente:

1. Acude a supermercados en los que se pueda comprar a granel y a los mercados tradicionales. En estos últimos, tienes acceso a productos frescos y de producción local, de manera que también contribuyes con el desarrollo sostenible. Si además están cerca de tu casa, puedes ir andando y ahorrarás en combustible y en emisiones a la atmósfera.

2. Consume frutas y verduras de temporada. Puede ser muy apetecible comer melón en diciembre pero, siendo sinceros, no es la mejor época para hacerlo. En temporada, los alimentos frescos se recogen en el momento exacto para ser consumidos y no necesitan mucho más que los sistemas tradicionales de cultivo y conservación

3. No salgas de casa sin tu bolsa reutilizable. Aunque ya se cobran, las bolsas de plástico siguen poblando tiendas, supermercados y océanos. Hazte con una saca de tela o de papel y todo será mucho más sostenible

4. Utiliza envases reutilizables para alimentos y bebidas y rechaza todos los de “un solo uso”. Platos, cubiertos, vasos, fiambreras… Todo lo que tenga una alternativa al plástico es bienvenido

5. Si es inevitable echar mano de productos envasados, asegúrate de introducir cada recipiente en su correspondiente contenedor: amarillo para plásticos, azul para papel y cartón, verde para vidrio…

Artículos relacionados

Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.